Cambio Climático

La tormenta ‘Kyrill’ se difumina tras alcanzar rachas de 225 km/h


20/1/2007

La tormenta ‘Kyrill’ se difumina tras alcanzar rachas de 225 km/h (I)

  1. El vendaval deja a su paso al menos 43 muertos en siete países del centro y el este de Europa
  2. Los vientos adquirieron velocidades equivalentes a un huracán de fuerza 4 en zonas montañosas

 

  • portapapeles01.jpgUn barco británico a la deriva después de ser abandonado por la tripulación. Foto: AFP / ALAIN MONOT

  • Un barco británico a la deriva después de ser abandonado por la tripulación. Foto: AFP / ALAIN MONOT
  • MÁS INFORMACIÓN

    G. CÁCERES / E. ROS / B. ARCE
    BERLÍN / PARÍS / LONDRES

    La borrasca Kyrill se difuminó ayer en Rusia después de dejar tras de sí al menos 43 muertos en siete países y un rastro de coches aplastados, árboles caídos, tejados arrancados, vuelos suspendidos y cortes de luz en buena parte de Centroeuropa. La profunda depresión atlántica que ha conseguido lo que no lograron ni los bombardeos aliados, paralizar todos los trenes de Alemania durante un día, no tiene nada que ver con un huracán. Pero sí la fuerza de las rachas de viento en zonas de alta montaña, con puntas de 225 kilómetros por hora en Suiza, 202 kilómetros por hora en Alemania y 210 kilómetros por hora en la República Checa.
    El vendaval que han acompañado el paso de la tormenta ha tenido en estas áreas la misma intensidad que los huracanes de fuerza 3 y 4 (sobre un máximo de 5). En las zonas habitadas, tanto la velocidad del viento como sus efectos son comparables a los de los huracanes de fuerza 1 y 2.

    FENÓMENO PERIÓDICO
    Los meteorólogos alemanes han descartado sin embargo que el fenómeno sea tan inhabitual, ni que pueda atribuirse al cambio climático. Ulrich Cubasch, profesor del Instituto de Meteorología de la Universidad Libre de Berlín, opina que “no es adecuado hablar de un signo de cambio climático” y recuerda que las tempestades Lothar, en 1999, y Jeanett, en el 2002, tuvieron magnitudes equivalentes. La primera de ellas trajo vientos de hasta 256 kilómetros por hora en Alemania.
    No obstante los efectos de Kyrill han sido más extensos, con daños valorados por las compañías de seguros en 1.000 millones de euros. Uwe Kirsche, del Servicio de Meteorología Alemán, afirmó que Lothar, por ejemplo, tuvo un efecto menor ya que solo azotó el sur de Alemania, en lugar de cruzar todo el país de extremo a extremo.
    Gerhard Lux, técnico del Servicio Meteorológico Alemán (DWD), mientras que es demostrable el aumento de temperaturas, “en lo que respecta a las tempestades y la velocidad del viento, aún no hemos constatado un aumento”. Una visión que, según la agencia France Presse, no comparte la organización ecologista WWF, cuyo portavoz en Alemania, Jörn Ehlers, opina que “es muy probable que en el futuro tengan cada vez más a menudo fuertes tormentas como Kyrill“.

    Fuente:http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=372743&idseccio_PK=1021&h=

    enero 20, 2007 - Posted by | Uncategorized

    1 comentario »

    1. Hello…

      Gotta love google, very neat stuff. Thanks….

      Trackback por Auto | mayo 8, 2009 | Responder


    Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: